Residuo Cero y cómo evitar más plástico en el mar
Residuo Cero y cómo evitar más plástico en el mar

Descubrí el movimiento Residuo Cero hace unos dos años cuando empecé a obsesionarme por el extraño mundo extraterrestre que existe en nuestro propio planeta: el mar. Entonces entendí que, a pesar de lo que siempre me he preocupado por el medio ambiente, nunca llegué a hacer mucho por preservarlo.

El Faro de las Orcas fué la película culpable que me hizo obsesionarme por el mar y sus habitantes. Tanto fué así que un año después de verla me saqué el título de buceo SSI Open Water Diver.

Durante todo ese tiempo y hasta el día de hoy, me he estado informando sobre el papel fundamental que realizan nuestros mares en los ecosistemas y las diferentes amenazas que se le presentan actualmente debido a la actividad humana.

La gran cantidad de residuos que generamos los humanos es una de estas amenazas, especialmente cuando éstos no son tratados adecuadamente.

Hace algunos meses empecé a leer artículos en internet sobre una iniciativa llamada Residuo Cero o Zero Waste, y este fue mi punto de partida hacia una vida con menos plástico (y menos residuos). 

Los residuos que generamos

En España, cada persona genera una cantidad desorbitada de 462 kg de residuos al año (datos del 2017). Ahora multiplica por 46 millones de españoles. Es una barbaridad!!!

Según Eurostat, de esta cantidad de residuos, sólo se reciclan 84 kg per cápita, se compostan 71 kg y 60 kg se recuperan convirtiéndose en energía. Así que el resto (247 kg), se incineran o van a parar a los vertederos.

El problema es que la incineración produce gases nocivos para los humanos y el medio ambiente, mientras que los vertederos están llenos a rebosar y mucha de la basura no llega a su destino si no que se pierde y acaba en medio de la naturaleza: los mares, océanos, ríos, bosques, praderas…

botella de plástico
Una botella de plástico integrado entre la naturaleza de Bali.

Una parte de estos residuos a la cual se le está dando mucha voz últimamente, son los plásticos.

El plástico es malo?

El plástico en sí, no es malo, al contrario. Se trata de un producto muy útil al que se le puede dar una larga vida si se utiliza bien. El problema está en utilizar un material que dura para siempre en productos de usar y tirar.

El plástico es perjudicial cuando acaba en el mar, en el océano  y en nuestro entorno natural porque acaba perjudicando a todos los seres vivos, incluidos los humanos. 

pared de plástico
Pared llena de plástico en un bosque de Bali

Hay un documental en Netflix, A plastic Ocean, que me impactó mucho. Éste hace un estudio sobre cómo los plásticos, una vez van a parar a los océanos, se descomponen en pequeñas partículas y entran en la cadena alimentaria. Al mismo tiempo van liberando toxinas que se quedan en los tejidos de los animales hasta que nosotros los consumimos.

Hemos contaminado de tal manera con los plásticos, que prácticamente se encuentran partículas en cualquier zona marítima. Incluso aves marinas, como las gaviotas o el albatros, mueren por inanición al ingerir partículas de plástico, que se acumulan en sus barrigas y les impiden hacer la digestión y seguir comiendo. Es una muerte lenta y dolorosa, en la cual se han documentado casos de aves, peces, tortugas y ballenas.

basura en Noruega
Basura en la playa de Lofthus (Noruega)

Cada pieza de plásico fabricada, aún existe en algún lugar del mundo, de una forma u otra.

basura playa Gili Air
Las playas paradisíacas de Gili Air estaban llenas de basura.

Éste es un problema de vital importancia, en el que todos deberíamos estar involucrados. Sin peces, no hay océano. Si el océano muere, nosotros morimos.

En qué consiste el Residuo Cero?

El Zero Waste, Residuo Cero o Basura Cero, es un movimiento que consiste en seguir un estilo de vida en el cual se intenta reducir al máximo los desechos personales, hasta el punto de no producir ninguno o el mínimo posible. Esta filosofía promueve de que el reciclaje ya no es suficiente, ya que de todo lo que se envía al contenedor, sólo se recicla una parte muy pequeña, y esto implica un gasto de energía muy importante. 

Cómo podemos contribuir? 

Unirse al movimiento Residuo Cero es un aprendizaje, un viaje interno en el que no hay que sentirse culpable si algo sale como esperamos.

Es un juego de prueba y error, pues a veces no podemos llegar a todo y lo importante es estar informados y ser conscientes de nuestros actos, para después decidir en qué gastamos nuestra energía.

Una vez tenemos esto claro, hay unas pautas que se deben seguir para poder llegar más fácilmente al objetivo que seria generar menos basura y seguir este estilo de vida Zero Waste o Residuo Cero.

Estas pautas son llamadas las 5 Rs:

R1: RECHAZAR

Antes era aficionada a las muestras de cosméticos que te regalan en las tiendas cada vez que compras algo. Con el tiempo me di cuenta de que estas muestras se acumulaban en mi casa y que jamás las utilizaba. Pasa lo mismo con los panfletos que reparten en la calle, o las revistas gratuitas que regalan en algunos sitios turísticos.

Lo queremos todo, lo guardamos todo y cuando nos cansamos, lo tiramos. Pero realmente lo necesitamos? Nos veremos más guapos? Seremos más felices una vez lo tengamos? Probablemente la respuesta sea no. Por eso, rechaza lo que no necesites.

Otras cosas que puedes rechazar para reducir exponencialmente tu huella ambiental son las bolsas de plástico de un solo uso, las pajitas de plástico de las bebidas (no se reciclan y son muy, muy dañinas para algunos seres marinos) y las botellas de plástico pequeñas (llévate tu botella de acero inoxidable a todas partes). 

R2: REDUCIR

Reducir hace referencia no sólo a la cantidad de cosas que adquirimos, si no también a cómo adquirimos estas cosas, por ejemplo en cuanto al empaque.

Una buena forma de reducir basura y consumo de plástico es comprando a granel en vez de comprar frutos secos en una bolsa de plástico en el supermercado. La mayoría de cosas que se pueden comprar a granel, seguramente son más saludables que las que encuentras en el súper.

También se puede reducir basura si hacemos algunas recetas en casa en vez de comprarlo todo hecho. Esto se puede aplicar tanto a la cocina como a la cosmética y a la higiene personal.

Otra cosa que podemos hacer es reducir la distancia cuando compramos productos hechos en nuestro barrio o ciudad (generando menos CO2 durante el transporte), así como podemos reducir el impacto medioambiental cuando estos objetos son fabricados con materiales y prácticas sostenibles.

R3: REUTILIZAR

Reutilizar consiste en alargar la vida útil de los productos tanto como sea posible, el antagonista de una sociedad consumista a la que estamos acostumbrados a los objetos de usar y tirar.

Pero si hacemos un esfuerzo veremos que podemos sacarle partido a muchísimas de las cosas que solemos tirar. Un ejemplo muy común son los tarros de cristal. En mi casa no tiramos ni uno! Los usamos para almacenar comida, para comprar a granel o para guardar pequeños objetos.

R4: REINCORPORAR

Reincorporar sirve para cerrar el ciclo, devolverle a la naturaleza lo que es suyo. Compostar es una forma de reincorporar nuestros residuos orgánicos a la naturaleza, y con ello generar nuevos recursos para enriquecer la tierra.

Además, cuando los alimentos son enviados al vertedero y no se aprovechan de forma responsable, generan metano, uno de los gases de efecto invernadero más potentes.

R5: RECICLAR

Este seria el último recurso cuando todo lo anterior no se ha podido aplicar. Por desgracia, no en todas las ciudades hay una buena gestión de residuos, y a veces, aunque depositemos nuestros residuos en el contenedor adecuado puede ser que acabe en el vertedero.

Así que éste debería ser el último recurso, cuando ya hemos pasado los ciclos anteriores y el producto no se puede aprovechar más.


Si te interesa reducir tu huella ambiental, y te gustaría aprender mas sobre este tema, puedes consultar los siguientes blogs cuyo trabajo admiro: 

Trash is for Tossers

Animal de isla

The Zero-Waste Chef

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola! Soy Lesia, amante de los animales y preocupada por el mundo. Este blog es una investigación para reducir mi huella de carbono, un camino hacia una vida más ética y amistosa con el planeta. Mientras, viajo para descubrir las maravillas que existen en este mundo. “Sea in me”, que significa “mar en mí”, hace referencia a la idea de que todos provenimos del mar, y que sin él no podríamos sobrevivir, por lo que todos tenemos el deber de cuidarlo y protegerlo. También se puede leer como “mira en mí”, porque esta es mi versión de la historia, mi forma de ver el mundo.
Sígueme en Instagram!